Orígen y evolución de las aves.

La investigación científica sobre el origen de las Aves comenzó en 1861 en Baviera (Alemania) tras el descubrimiento por parte del investigador Christian E. von Meyer de un fósil de un cráneo semejante al de las Aves modernas, cuya cabeza tenía una mandíbula en forma de pico con dientes situados dentro de los alveolos mandibulares. Este fósil fue identificado con el nombre de “Archaeopteryx Lithográphica”, que significa “ala antigua grabada en piedra” y vivió hace 150 millones de años. Este Archaeopteryx es un fósil transicional, con características claramente intermedias entre las de los Reptiles modernos y las Aves. Es más, uno de los principales motivos por los que no fue clasificado como un reptil fue porque presentaba plumas.

aves_fosil.jpg
Además, hay que destacar a grupo de los “Arcosaurus”, un grupo de Reptiles pertenecientes al período Mesozoico. El científico Heilamann los llamó también “Tecodontos” y planteó que éstos pertenecían a un grado de Reptiles muy primitivo y que las Aves que conocemos hoy día evolucionaron en su totalidad de ellos.

Cuando todos los individuos han evolucionado de una misma especie y constan de características uniformes, se dice que tienen un origen “monofilético”.

Huxley, en 1868, fue el primero que propuso relación evolutiva entre Aves y Dinosaurios. Las conclusiones de Huxley fueron aceptadas por muchos biólogos, mientras otros, argumentaban que las similitudes eran debidas a convergencia evolutiva. La hipótesis 'tecodontos' fue duramente cuestionada después del descubrimiento en 1964 de un nuevo Dinosaurio terópodo en Montana. En 1969, este Dinosaurio fue descrito y nombrado Deinonychus por John Ostrom de la Universidad de Yale.

La cladística es un método de ordenamiento de especies basado estrictamente en sus relaciones evolutivas, usando un análisis estadístico de sus características anatómicas. En la década de 1980 la metodología cladística fue aplicada a la filogenia de Dinosaurios por primera, mostrando inequívocamente que las Aves eran un grupo derivado de Dinosaurios Terápodos.

Cabe destacar que en 1990 en Liaoning (China) se encontró un pequeño fósil de ave del tamaño de un gorrión que vivió aproximadamente unos 10 o 15 millones de años después del Arcosaurus. Su cola y sus alas eran enormemente parecidas a las de las aves actuales aunque conservaban algunos elementos reptilianos como las costillas y la pelvis. Estos fósiles destacaron especialmente por lo bien preservados que estaban en las formaciones geológicas donde se encontraron, pertenecientes al Cretácico.

En 1996, paleontólogos chinos describieron Sinosauropteryx como un nuevo género de Ave, el que provenía de la formación Yixian, pero este animal fue rápidamente reconocido como un Dinosaurio Terópodo con relación cercana a Compsognathus. Sorprendentemente, su cuerpo estaba cubierto de largas estructuras filamentosas. Éstas eran 'protoplumas' dudosas y consideradas como homólogas de las más avanzadas plumas de las Aves, aunque algunos científicos cuestionario esto.

Las "protoplumas" se han encontrado en una gran variedad de Terópodos en Yixian y los descubrimientos de Dinosaurios extremadamente parecidos a Aves, así como Aves primitivas parecidas a Dinosaurios, han cerrado casi completamente el vacío morfológico entre Terópodos y Aves. Sin duda alguna, la principal diferencia que se nos puede ocurrir entre Aves y Reptiles, aparte de que unos presentan plumas y pico y los otros no, es la capacidad de vuelo de las Aves.

Existen dos posibles teorías que pueden llegar a explicar el proceso de dipedismo al vuelo:

1. Sugiere que un grupo de Reptiles bípedos desarrolló el hábito de aletear los miembros anteriores hacia arriba y abajo cuando corrían (parecido a como aletean las gallinas cuando corren). El “levantamiento” más ínfimo logrado por este aleteo fue una ventaja, permitiendo saltos cada vez más largos. Es probable que estos saltos cada vez fuesen mayores, permitiendo establecer finalmente el vuelo.

2. Esta segunda teoría es la mejor apoyada por la evidencia: el Ave-Reptil ancestral era un animal arvícola que desarrolló miembros anteriores especiales, como ayuda para saltar de rama en rama. Los registros fósiles de las formas intermedias entre los Reptiles y las Aves son escasos. Sin embargo, el Archaeopteryx descubierto en Baviera, arrojó luz a la teoría, haciéndola más válida que la primera.

Actualmente, el origen de las Aves sigue siendo un misterio. A pesar de la existencia de numerosas teorías, ninguna de ellas responde absolutamente a todas las incógnitas que se han planteado a lo largo de los años debido a la falta de pruebas (principalmente fósiles), que ayuden a crear un “hilo argumental” sobre la historia, evolución y origen de estos animales.

Breve clasificación: Las Aves son seres amniotas, Tetrápodos, Gnatostomados, Vertebrados, Cordados, Deuteróstomos, Celomados, Triblásticos, Eumetazoos y pertenecientes al Reino Animalia.

Se clasifican principalmente en :

Filogenia: tres Subclases de las que sólo perdura una

Archaeornithes (Extintas)

Enantiornithes (Extintas)

Neornithes

Paleognathae

* Struthioniformes

* Tinamiformes

Neognathae

* Anseriformes

* Galliformes

* Gaviiformes

* Podicipediformes

* Procellariiformes

* Sphenisciformes

* Pelecaniformes

* Ciconiiformes

* Phoenicopteriformes

* Falconiformes

* Gruiformes

* Charadriiformes

* Pteroclidiformes

* Columbiformes

* Psitaciformes

* Cuculiformes

* Strigiformes

* Caprimulgiformes

* Apodiformes

* Coraciiformes

* Piciformes

* Trogoniformes



* Coliiformes

* Passeriformes